PLAN OLIMPO

En 1977 el Gobierno Español solicitó del Gobierno de los EEUU. una serie de equipos de transmisiones para constituir:

  • Tres redes divisionarias con tres CTPC,s a cuatro CTZ,s cada una.
  • Nueve redes de Br. a tres CTPC,s cada una.
  • Dos CTPCCE y enlaces jerárquicos entre estos y los CTPCD,s.

En 1981, una nueva solicitud pretendía las ampliación de las redes de Div. y de CE., solicitud que no fue aprobada.

Mientras tanto en 1978, la División de Operaciones del EME, estableció las «Normas para la Organización y el funcionamiento de los Puestos de Mando de División, Brigada.» Respondiendo a ellos nacieron unas necesidades que obligaron a nuevas plantillas de las Unidades de Transmisiones. El material de transmisiones para realizar estas plantillas era el existente en las unidades y un material USA pendiente de recibir. Ante la posibilidad de que el material USA retrasara su entrega, se crea un plan provisional de urgencia denominado «OLIMPO» que inició la entrega a las unidades en 1980 basado en el material existente.

Programa Olimpo:
El programa OLIMPO surgió en 1980 como un plan de urgencia, con el fin básico de dotar a las GU,s. tipo Div. y Br. de los medios necesarios para constituir las Redes de Transmisiones mínimas imprescindibles, y dar respuesta a las necesidades establecidas por la División de Operaciones del EME.
Características del PLAN OLIMPO:
A pesar de sus limitaciones consigue:

  • La normalización de los CT,s. y de sus componentes, dotándolas de gran movilidad y rápido montaje. Así los medios de transmisiones se instalan sobre vehículos todo terreno, se unifican los materiales y los montajes, se facilita la instrucción de operadores por el menor número de estaciones distintas, se facilitan los refuerzos entre unidades, se logra un mejor control del material y su consiguiente mantenimiento.
  • El poder emplear los medios de transmisiones existentes en el Ejército, con el mínimo de adquisiciones de materiales, no excesivamente caros y en plazos de adqusición cortos, pudiendo sustituir los equipos sin inutilizar totalmente la estación y cambiar los medios de vehículo con facilidad, y facilitar el control de los medios de transmisiones de dotación en las unidades.
  • Mentalizar al mando a todos los niveles.
  • Que se adquiera experiencia en la gestión de un sistema de transmisiones.
  • Poner en práctica conceptos de Ingenieros provocando un interés entusiasta por las transmisiones.

El material USA:
La llegada en 1982 del material de ayuda no solucionó los problemas de equipar a las U,s. con un sistema funcional de transmisiones por las siguientes razones:

  • Durante el tiempo transcurrido entre la petición y recepción, se han llevado a cabo importantes modificaciones orgánicas de las unidades, pues el material que se recibe era de aplicación para aquellos sobre los que se hizo el pedido.
  • Si bien puede prestar un gran apoyo a las redes de División, existe incompatibilidad de transmisión entre los canales telegráficos de material americano y del OLIMPO.
  • Muchos de sus equipos llegaron incompletos para su puesta a punto y funcionamiento.
  • El personal necesario para su manejo necesita de una especialización mucho más técnica que para los equipos OLIMPO, y en las unidades con la reducción de plantillas así como la reducción de permanencia de tiempo en filas del personal de reemplazo, los problemas se han incrementado considerablemente.

Integración del material OLIMPO-USA:
Aunque el material USA. era de mayor capacidad y robutez que el OLIMPO, no era un material moderno, lo que unido al magnífico rendimiento del OLIMPO a nivel Brigada, aconseja su potenciación.
Para el empleo conjunto de ambos programas debieron realizarse sucesivos estudios de acoplamiento con vistas al empleo conjunto en los CT,s. a formar. Estos estudios resultaron importantes en lo referente a alimentación, modems, conectores, etc.
Así la Jefatura de Transmisiones del Ejército difundió la INSTRUCCION TECNICA 1/82 primero y la INSTRUCCION TECNICA 1/84, con el título de «COMPOSICION DE CT,s CON MATERIAL OLIMPO-USA», posteriormente. Ambas Instrucciones Técnicas sentaban las bases para la definitiva distribución del material.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *